Cómo bañar un Gato bebé

Cómo bañar un Gato bebé

Históricamente, a la mayoría de los gatos no les gusta el agua, por lo que bañarlos no es precisamente una buena idea. Pero los gatitos pequeños pueden ensuciarse bastante y llegar a necesitar un poco de tu ayuda para limpiarlos.

Las habilidades de aseo personal de un gatito no están tan desarrolladas como las de un gato adulto, y dado que los líos en la caja de arena son más comunes y los felinos bebés hambrientos tienden a mancharse la cara de comida, debes saber cómo darle a tu gatito un baño.

Prepara a tu gatito bebe para su primer baño

A menos que tengas una raza de gato específica que se sepa que disfruta jugando en el agua, como el Bengala, necesitas entrenar a tu gatito para que se sienta cómodo mojándose antes de bañarlo.

Esto es más fácil de hacer con un gatito muy joven, pero se puede hacer con gatos de cualquier edad. En cambio puede tomar más tiempo acostumbrar a un gatito mayor al agua que a un felino de ocho semanas.

Estos consejos ayudarán a que tu gatito se acostumbre al agua:

  1. Comienza tomando un paño húmedo y frota suavemente a tu gatito con él. Si tu gatito no lo acepta de inmediato, intenta ofrecer unos bocadillos sabrosos o comida húmeda mientras lo limpias, así asociará la experiencia con algo que le resulta agradable. Asegúrate de limpiar no solo su espalda sino también su cabeza y patitas.
  2. Si a tu gatito no le importa el paño húmedo, llena una bandeja para hornear galletas con agua para crear una bandeja poco profunda para que tu gatito se pare. Coloca suavemente a tu gatito en ella mientras le das alguna golosinas. Repite esto todo el tiempo que sea necesario hasta que tu gatito se sienta cómodo en el agua.
  3. A continuación, intenta combinar los dos métodos: limpiar a tu gatito con la toallita húmeda mientras también está en la bandeja con agua. Continúe ofreciendo golosinas y busca la ayuda de un amigo si es necesario. Si tu gatito parece asustado o estresado, detente y vuelve a intentarlo más tarde.
  4. Una vez que tu gatito parezca cómodo en un recipiente con agua poco profundo, intente rociar agua de tu mano sobre su espalda y cabeza. Trabaja lentamente hasta usar una taza pequeña de agua y vierte suavemente un poco de agua sobre tu gatito mientras lo acaricias y continúas dándole golosinas si es necesario. ¡Tu gatito ya está listo para la hora del baño!
Tal vez te interese ver:   Cómo cortar las uñas de un gato

Materiales que necesitas para bañar a tu gatito

Ahora que tu gatito está acostumbrado al agua y listo para bañarse, asegúrate de tener todos los artículos necesarios que necesita:

  • Recipiente para bañarse: Se debe usar un fregadero, bañera u otro recipiente, como un recipiente de almacenamiento, para la hora del baño.
  • Taza: Necesitarás una taza pequeña para verter agua suavemente sobre tu gatito para mojarlo y enjuagar el champú.
  • Champú apto para gatitos: Asegúrate que el champú esté diseñado para gatitos. No tendrá lágrimas y estará formulado especialmente para felinos. Si no tienes champú para gatitos a la mano, puedes usar champú para bebés o jabón suave para platos.
  • Golosinas: Tenga preparadas golosinas o comida enlatada para gatos para distraer a su gatito si comienza a ponerse ansioso.
  • Toalla: Una toalla suave y seca debe estar lista para secar a tu gatito tan pronto como termine la hora del baño.

Ahora llegó el momento de bañar a tu gatito

Una vez que tu gatito ya está acostumbrado al agua y tengas todos tus lo necesario para el baño, puedes darle un baño adecuado. Llena el recipiente de baño con unos  6 cms de agua tibia, no caliente. Asegúrate de que el agua no sea demasiado profunda para tu gatito. Solo debe estar hasta las rodillas.

Coloca un paño en el fondo del recipiente para que tu gatito no se resbale y suavemente colócalo dentro. Ahora utiliza la taza para verter agua sobre tu gatito para mojarlo, comenzando desde su extremo trasero y subiendo hasta la cabeza. Toma una cucharada pequeña de champú y masajea suavemente todo tu gatito. Luego, enjuaga a tu gatito con la taza. Una vez que se haya enjuagado todo el champú, toma la toalla, levanta suavemente a tu gatito y sécalo.

Prevención de problemas con tu gatito durante la hora del baño

Evite sumergir o poner a tu gatito bajo el agua corriente durante la hora del baño, ya que esto puede asustarlo. Si comienza a asustarse, intenta darle golosinas o tómate un descanso y saca al gatito del agua y envuélvelo en una toalla. Trabaja lo más rápido posible, sin estresar a tu gatito, para evitar que se enfríe demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *