Cómo entrenar a tu gato para que camine con una correa

Cómo entrenar tu gato para usar un arnés para gatos

Hace algunos años compré un arnés para gatos Kitty Holster por amazon para Inti, después de leer todas las críticas positivas en línea sobre este producto. Me impresionó lo bien hecho que estaba y lo fácil que es poner y quitar. Este chaleco para caminar también es mucho más cómodo que los arneses tradicionales de 2 correas.

Comparado con otros arneses para gatos, el Kitty Holster es ultraligero y más fácil de llevar para tu gato. El arnés está hecho de algodón 100% transpirable para mantenerlo cómodo. No tiene nailon, clips de plástico ni correas delgadas que puedan causar abrasión en la piel y puntos de presión incómodos. Es duradero, se puede lavar a máquina y viene en una variedad de hermosos colores y patrones.

Cuando por fin llegó el arnés se lo puse en casa un rato. Luego le coloqué una correa retráctil y lo llevé al patio para tu primera experiencia al aire libre. No hubo lucha y no trató de masticar o escapar de este arnés, pero no quiso caminar solo echarse panza a tomar el sol. Finalmente luego de un poco de paciencia, Inti estaba listo para salir al aire libre!

Todavía no está preparado para las calles de la ciudad, pero es importante que se lo tome con calma.

Cómo entrenar a tu gato para que camine con una correa

El primer paso es hacer que tu gato se sienta cómodo con el arnés. Tiene que familiarizarse con el arnés, déjalo en el área de dormir de tu gato durante unos días. Distrae a tu gato con golosinas y asegúrate de elogiarlo mientras le colocas el arnés.

Para ponerle la funda, abre el velcro, coloca el arnés sobre su espalda y cierra el collar y la cinta. Asegúrate de que le quede cómodo, ceñido pero no apretado; si el arnés está demasiado suelto o si tiene una solapa en el cuello o pecho, necesitarás una talla más pequeña.

Si tu gato se estresa, háblale con voz amistosa, quítale el arnés y vuelve a intentarlo al día siguiente. ¡No te rindas! Poco a poco se acostumbrará. Una vez que se deje el arnés deja que lo use unas horas al día durante algunos días hasta que lo sienta como algo normal, notarás que se siente cómodo y no trata de quitárselo.

Motívalo a ir al patio lo más rápido posible. Abre la puerta y pregunta: “¿Quieres salir a caminar?”. Asegúrate de tener alguna golosinas para recompensarlo.

Debo confesar que con Inti fue totalmente inútil no hubo manera humanamente posible de hacerlo caminar con el arnés, se sentía cómodo sí pero se resistió a caminar con él, finalmente sacamos a pasear a pepe.

Paseando con tu gato

Elige un lugar seguro al aire libre para pasear a tu gato, idealmente tu patio o en un vecindario o parque tranquilo. Procura estar lo mas alejado del del tráfico intenso o de las áreas concurridas que puedan asustarlo.

Mantén la puerta abierta y dale tiempo para que se acostumbre al mundo exterior.

Un gato no es un perro: ¡pueden pasar semanas o meses antes de que se sienta seguro en una nueva zona!

Si se muestra reacio a moverse, intenta poner una golosina en el suelo junto a la nariz de tu gato. Después de que termine la golosina, coloque otro en el suelo a unos 30 centímetros de distancia. Repite hasta que se sienta cómodo moviéndose con el arnés. Es posible que inicialmente debas levantar suavemente a tu gato. Asegúrate de elogiarlo.

Si se alarma y regresa adentro, intenta nuevamente mañana. Espero que estos consejos te hayan sido de ayuda y cualquier cosa puedes sentirte libre de consultar en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *