Varios gatos en casa: Consejos para una buena convivencia 2

Varios gatos en casa: Consejos para una buena convivencia

Si eres de los que no puede resistir la tentación de tener un gato más porque has conectado con él de alguna manera, seguramente tendrá que convivir con otros gatos que ya tenías. Esta convivencia es más o menos fácil, según el carácter de cada uno. ¡Sigue estos consejos para que tus gatos vivan juntos bajo el mismo techo y se lleven bien!

¿Tus gatos son «amigos» o «enemigos»?

Cada gato tiene su propia personalidad y carácter. Algunos son amables y afectuosos con otros, mientras que otros exigen exclusividad y rechazarán cualquier animal nuevo en el hogar.

Criar gatos de la misma familia juntos es más fácil porque están acostumbrados a apoyarse mutuamente desde pequeños. En cambio, tener varios gatos de diferentes orígenes viviendo juntos es a veces más complejo.

Las señales que prueban que tus gatos son «amigos»

Puedes saber que tus gatos son amigos si observas los siguientes comportamientos:

  • Tus gatos ronronean juntos.
  • Tus gatos se sientan y se acuestan uno al lado del otro.
  • Tus gatos se acicalan y se frotan entre sí.
  • Se divierten juntos sin que se convierta en un conflicto.
  • Cuando se encuentran, su cola está alta, en señal de alegría.

Las señales que demuestran que tus gatos son «enemigos»

Por otro lado, puedes estimar que tus gatos son enemigos si observas las siguientes señales:

  • Tus gatos silban y se escupen entre ellos.
  • Se observan de lejos y fijamente.
  • Tus gatos intentan evitarse entre sí tanto como sea posible.
  • Las patas no son infrecuentes, a veces simplemente para poner algo de distancia.
  • Los juegos tienden a convertirse en conflictos y peleas.
  • Las persecuciones son comunes.

También es muy posible que los gatos formen clanes dentro de su hogar. Algunos pueden llevarse bien y apoyarse, pero no tolerar a otro grupo. Tu hogar se convierte entonces en un vasto territorio dividido en varios pequeños territorios individuales o de clanes.

¿Cuáles son los consejos para una buena convivencia entre varios gatos?

Descubre nuestros consejos para facilitar la convivencia entre tus pequeños gatos.

Respetar la independencia de todos

El hecho de que tengas varios gatos en casa, ya sea que se lleven bien o no, ¡no significa que tengan que compartirlo todo! Por el contrario, es importante respetar la independencia de cada uno. Así que asegúrate de que cada animal tenga un plato de comida, un plato de agua fresca, una caja de arena, una cesta o área para dormir y juguetes específicos para él. Cada gato debe poder aislarse libre y serenamente tan pronto como sienta la necesidad.

Tal vez te interese ver:   10 trucos para quitar los pelos del gato de la ropa

Además, permitir que tus animales tengan lo que necesitan en cualquier momento les evita tener que esperar. Sin embargo, dígase a sí mismo que un animal que siente la necesidad de comer, beber, hacer sus necesidades, dormir o incluso aislarse, tendrá esta necesidad de inmediato y no podrá esperar hasta que el lugar esté libre. Es la expectativa la que genera el conflicto. Así que asegúrese de que todos tengan su comodidad necesaria en todo momento.

Detalles de la comida

La comida es importante para el gato . Es un animal que disfruta picoteando unas croquetas a voluntad a lo largo del día. Por lo tanto, es importante que todos tengan un comedero que esté siempre alimentado. Además, lo mejor es espaciarlos. No es necesario que obligues a tus gatos a comer todos juntos; algunos no se avergonzarán, pero otros pueden percibirlo como una intrusión en su privacidad. Así que trata de distribuir los puntos de comida en la casa, para que cada uno tenga su pequeño espacio.

No dudes en colocar algunos de ellos en altura, porque los animales menos dominantes podrán vigilar mejor su entorno y en particular la llegada de los gatos más fuertes. Esto les ahorrará mucho estrés.

Haz lo mismo con el área de dormir y la caja de arena, asegurándote de que sean fácilmente accesibles. De hecho, no es raro que los gatos dominantes bloqueen el acceso a los gatos más vulnerables para asustarlos.

Crea un hogar acogedor para todos.

Tus gatos deben tener una cantidad suficiente de juguetes y rascadores de fácil acceso dentro de la casa. Todos deben ser capaces de cuidar de sí mismos tan pronto como sientan la necesidad. No dudes en instalar una gatera para facilitar el acceso al exterior, si tus animales pueden salir. En el exterior, se sentirán más libres para hacer ejercicio y jugar en paz. ¡Aprovecha para comprobar que un gato dominante no se divierte bloqueando el acceso a la gatera a los gatos más vulnerables!

¡Haz las elecciones correctas de pareja de gatos!

Si tu gato o gatos son mayores y no están acostumbrados a la presencia de otro animal, es preferible adoptar un gatito joven. Siempre es más difícil enfrentarse a dos animales de cierta edad. Cuanto más jóvenes sean sus gatos, menor será el riesgo de conflicto.

Tal vez te interese ver:   Cómo entrenar tu gato para usar un arnés para gatos

Generalmente es recomendable adoptar gatos del sexo opuesto. De hecho, hay menos riesgo de que sus animales se perciban a sí mismos como adversarios.

Los gatos castrados y esterilizados viven mejor con otros gatos, porque ya no existen tensiones sexuales. Recuerda también vacunar a tus pequeños compañeros, para que no transmitan enfermedades a los demás.

Una convivencia progresiva

Nunca ponga a un gato recién adoptado en contacto directo con sus otros gatos ya instalados, porque entonces el conflicto está casi garantizado y el recién llegado corre el riesgo de sufrir un estrés intenso que puede comprometer definitivamente su integración.

Ir poco a poco, dejando al nuevo gato sólo una habitación accesible con todo lo necesario disponible. ¡Espera unos días para establecer contacto y estar siempre presente durante las primeras reuniones! Multiplica las citas hasta que estés seguro de que la convivencia es posible y que los gatos se han domesticado bien.

Durante el tiempo de espera, siéntase libre de frotar ropa como calcetines o telas sobre el cuerpo del nuevo gato. Luego colóquelos cerca de los gatos ya instalados para que se acostumbren gradualmente al olor de este recién llegado.

Piensa también en juguetes, para crear una distracción durante los primeros encuentros, en caso de que surja algún conflicto.

Feromonas difusas

Para calmarse, los gatos son sensibles a las feromonas . No dudes en difundirlo en tu hogar para calmar tensiones. ¡Los difusores tipo Feliway son muy prácticos!

¡No intervengas en los conflictos!

Nunca intervenga directamente en un conflicto. Dar a los gatos que se sienten atacados la posibilidad de huir para calmarse por su lado. No alces la voz y no seas violento con los gatos recalcitrantes, experimentarán tu actitud como una injusticia y es posible que, a largo plazo, intenten abandonar tu hogar… ¡si su agresividad no empeora mientras tanto!

¡Sé paciente, atento y respetuoso con las necesidades de todos! Esta es la clave para una buena convivencia.